COMENTARIO TEOLÓGICO Y EXPLICACIÓN SUSTENTADA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS Y EL SANTO CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA:

No os escandalicéis…  mejor discernir la Sagrada Escritura y el Santo Catecismo de la Iglesia Católica Autorizado por Juan Pablo II y el Magisterio de la Iglesia.

Para no caer en el error de querer callar a los Videntes del Señor:

“Que dicen a los videntes: “No vean visiones;” Y a los profetas: “No nos profeticen lo que es recto, Dígannos palabras agradables, Profeticen ilusiones”

Isaías: 30. 10

El tiempo es corto según la Santísima Virgen.

Joseph Cardinal Ratzinger, hoy Papa Emérito Benedicto XVI, quien fuera  Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en tiempos de Juan Pablo II, impartió el juicio definitivo sobre los eventos y mensajes de Akita, juzgándolos confiables y dignos de fe. Ratzinger observó que Akita es una continuación de los mensajes de Fátima. Aunque su difusión es prudente y se dirige discretamente a formadores en la fe y algunos teólogos.

El proceder de la Iglesia y del propio Papa Benedicto XVI y sus antecesores  fue sin duda el más procedente y sensato para un momento en la historia que era en sí, alejado en su cumplimiento.

¿El saberlo entonces nos habría hecho mejores Cristianos?

Tal vez no, pero en estos tiempos creo que sí, porque es el momento de actuar y hacer lo que en Fátima se nos pidió, Rezo del Rosario, Confesión, Comunión Eucarística y Horas de Adoración frente al Santísimo engloban la Penitencia recordada por el Ángel de la espada de fuego.

La razón es muy comprensible, antes podría haber causado confusión y no hubiera contribuido a la salvación de las almas.

Y no es desde el balcón donde se hacen este tipo de anuncios donde la globalización secular trataría en los medios como sensacionalistas y obsesivos. Es pues esta información generadora de responsabilidad en quien la lee para ayudar y sufragar a la formación de las conciencias del prójimo de una manera garante en la fe, preparándonos para que a la hora de afrontar las pruebas de fe, sepamos conducirnos con la luz de Cristo en las tinieblas de la apostasía.

Una cosa es segura la Iglesia Católica ha sido: Santa Católica y Apostólica a lo largo de sus 2000 años de historia, los errores y flajelos la han santificado y acrisolado.img_21745

Hasta Papa Francisco todos los pontífices han sido electos vía colegio cardenalicio en el conclave, y con la Inspiración Divina y prometida por Cristo con El Espíritu Santo sin error, y a pesar de algunos muy malos obispos, sacerdotes y hasta uno que otro Papa pecador como nosotros, la Iglesia sigue Viva, La Sagrada Eucaristía y el poder sacerdotal para la Transubstanciación;  y el depósito de la Fe: sigue vivo hasta este día intacto, pese a todo.

La Eucaristía y María están hasta este momento como los pilares fundamentales de la Iglesia, sin Ella y su hijo Eucarístico no hay Iglesia, cuantas tempestades, cuantas tormentas, pecadores  y persecuciones, cuantos pensaron que la iglesia moriría y la Iglesia sigue Viva… Esa es la promesa hasta el fin del mundo.

Una de las razones de este tratado sencillo para el lector es por la inminente prueba final que la Iglesia pasará antes del Advenimiento de Cristo y que ya ha brotado en el corazón de Europa  y mas recientemente en con la exhortación amoris laetitia donde existen algunas dudas sobre todo en el capitulo 8,8.

Los hechos que describiremos a continuación son previos, antes de la Segunda Venida del Señor,  no se puede afirmar por parte de nadie como lo hacen los fanáticos del “fin del mundo”  que  éste es ya inminente.

Antes del Advenimiento tienen que ocurrir hechos bien señalados por las escrituras y por la tradición Viva, como la conversión del pueblo Judío al Cristianismo y la manifestación del hombre de la iniquidad el Falso profeta (Según los padres de la Iglesia será un Obispo apóstata) y el Anticristo que por un periodo de tiempo desgarrará a la Iglesia de manera temporal.

Cuando ya hayan ocurrido estos hechos se podría decir qué ahora sí la Segunda Venida de Cristo podría suceder en cualquier instante sin que nadie sepa ni el día ni la hora.

Este hecho histórico futuro, profetizado en las sagradas escrituras del Antiguo Testamento y recordado en el Nuevo por Cristo en Mateo 24, en el Apocalipsis de San Juan y en la Tradición Viva, es sin duda un acontecimiento ya casi olvidado.

Tres de las apariciones Marianas aprobadas por la Iglesia, que nos alertan y recuerdan el hecho al que nos referimos son:

  1. Virgen de la Salette.
  2. Virgen de Fátima.
  3. Y Virgen de Akita. Solo por mencionar algunas.

El Vaticano aprobó las apariciones como dignas de creer y su contenido profético es sin duda una recordatorio de lo que está plasmado en los Evangelios.

¿Qué es lo novedoso? La urgencia, La urgente preparación para el embate a este hecho de la historia humana que estamos por vivir en esta generación, según estas revelaciones privadas y probadas su autenticidad milagrosa.

De los mensajes poco se habla por su contenido impresionante y no habla de desastres naturales, o guerras atómicas, que si bien son parte del contexto de los últimos tiempos y del mensaje mismo, el contenido colofón es increíblemente la descripción del reino anti-cristiano y de cómo prepararnos, Pues nada se compara a el más terrible ataque contra el  creador de la Vida, que solo una mente satánica podría perpetrar y ¿en qué consiste? pues es el intento de suprimir el Sacrificio Perpetuo: la Eucaristía. Este hecho señalado en el Libro del Profeta Daniel 12:11, San Mateo 24:15, Apocalipsis 12.

El Catecismo de la Iglesia Católica en el N° 675 dice Textual:

La última prueba de la Iglesia

N° 675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el “misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).

Según las Escrituras, El Catecismo de la Iglesia y estas Apariciones Marianas aprobadas por la Iglesia y mencionados por varios Santos como San Luis María de Montfort, Beata Ana María Taigi y Santa Brígida de Suecia por solo mencionar algunos que todo esto debe suceder antes de la Segunda Venida de Cristo.

San Josemaría Escrivá era un hombre preocupadísimo al darse cuenta de que voces dentro de los pasillos eclesiásticos perdían el sentido del sacrificio Eucarístico y en medio de una Apostasía insistía en la defensa de la Transustanciación.

Image

No quiero continuar sin antes mencionar que existe una cura y una solución a todo mal: la Oración y el Santo Rosario, que son el sello de protección para los hijos y discípulos de Cristo.

Vamos a resumir brevemente el contenido de las revelaciones contenidas y que el Mismo Jesús y la Santísima Virgen ya están revelados en sus mensajes privados para recordar y acentuar la profecía Bíblica y la Visión de Fátima:

La Iglesia pasará por la prueba de Fe que de algún obispo apóstata que tramposamente arrebatara la silla de Pedro, (aún así, despues de un tiempo, que dure su administración, la Iglesia Seguiría hasta la consumación de los siglos).

Cuando esto sucediese:

  1. Existiría un cisma que dividiría a la jerarquía y los fieles, a toda la Iglesia Entera, en dos: los que apoyarían al Papa usurpador o Apostata y los que se mantendrían firmes en el dogma y la doctrina de la fe (…en Portugal se mantendrá el dogma de la Fe… Lucía de Fátima)
  2. Entonces existirán 2 Iglesias: la Verdadera Católica, Apostólica, Romana, Eucarística y Mariana, tradicional como la conocemos hasta ahora, pero sin un Papa Oficial en la Santa Sede.
  3. Y la Nueva “Iglesia Católica” bajo esta impostura religiosa que dentro de muchos errores y herejías de este obispo apóstata disfrasado de Papa Carismatico y popular, Suprimirá El Sacrificio Perpetuo: La Eucaristía, dándole un sentido de remembranza al estilo protestante. “Reforma” que muy sutilmente impondrá para ser aceptada por los Católicos.

Josemaría Escrivá decía: «Si se le quita la Transustanciación a la Misa… Esta palabra es de una importancia capital, porque al suprimirla se omite la presencia real y deja, por tanto, de haber víctima. ¡No dejes de emplear esa palabra! ¡Transubstanciación! Los niños no la entenderán y tú tampoco, pero no importa: ¡Empléala! ¡Empléala! No sólo molesta a los nuevos herejes… Al que molesta mucho más es al demonio.»

Otro error doctrinal que este Falso Profeta dictará muy posiblemente en un futuro (por este posible obispo apostata) es que La Virgen María sería simplemente la madre de Jesús sin los títulos ganados por Jesucristo y Dios Padre para ella, como Madre de Dios, poniendo en duda y denunciando por este  “magisterio” apóstata la minimización de su papel como Madre de la Redención y Madre de los hombres y también podría haber errores o imposiciones como por ejemplo que parejas homosexuales en unión legal civil tengan derecho a la comunión Eucarística, o quienes están a favor del aborto, o por ejemplo quien mantiene una relación ilícita sin arrepentimiento y practicando el sexo voluntariamente se le permita la comunión etc.

La Profecía deL Profeta Daniel:

El Lugar Santo es el Santo Vaticano, la Santa Cede de Pedro.

Jesucristo Dijo:  “Por tanto, cuando ustedes vean la ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN, de que se habló por medio del profeta Daniel, colocada en el lugar santo, (Santa Sede) y el que lea que entienda.. Mateo 24:15

“Y desde el tiempo en que el sacrificio perpetuo sea abolido y puesta la abominación de la desolación, habrá mil doscientos noventa días.

Daniel 12:11

El Sacrificio Perpetuo desde que sale el sol hasta el ocaso es: La Sagrada Eucaristía. Este es pues el contenido profético del ”Secreto”

En una revelación privada aprobada por la Iglesia y escrita en el libro: “A los sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen” la Madre Bendita aclara que el sacrificio perpetuo desde donde sale el sol hasta el ocaso es la Transustanciación la consagración Eucarística.

Es por esto y por la inminencia de su cumplimiento que advertimos en este documento de las grabes consecuencias si usted no está preparado con penitencia, oración y rezo del Rosario para proteger su Fe y la de su Familia en los momentos de extrema prueba que sin duda sacudirá la fe de todos los creyentes Católicos que sin esta información estarán confundidos y se mantendrán unidos al falso profeta.

No se trata de decir que éste o el próximo Papa es el malo, No, por sus frutos lo reconoceremos y la clave para descubrirlo es es la Transustanciación y la Virgen María.

Cuando un Papa sea el que sea, el próximo u otro mucho después o este mismo intente o suprima la Eucaristía, o quiera hacer cambios en el dogma de la transustanciación esa será la señal para identificar al falso profeta, esa es la “clave secreta” Evangelio de Mateo 24:15..

Image

Para tener la certeza de lo que aquí exponemos tenemos textos con aprobación eclesiástica e Imprimátur del Movimiento Sacerdotal Mariano donde en el Libro “A los Sacerdotes, Hijos predilectos de la Santísima Virgen” que no se vende en librerías, expone toda esta explicación elocuentemente.

Tal y como lo menciona el Papa Juan Pablo II en su último Libro “Memoria e Identidad” Dios pone un límite al mal, y esta abominación contra  la Santa Iglesia de Dios tal y como lo dictan las Sagradas escrituras no durará más de 3 años y medio una vez que esté en la conducción de esta iglesia.

En conclusión debemos defender el dogma vivo y real instituido por Cristo “ESTE ES MI CUERPO… ESTA ES MI SANGRE… DE NUEVA ALIANZA” LA SAGRADA EUCARISTÍA.

Lea también:  PARA DEFENDER LA FE «AD TUENDAM FIDEM» de Juan Pablo II.

Por esta razón en caso de que un  Obispo Apostata y sus seguidores que pudiesen surgir en un momento de la historia de la Iglesia, Estarían intrínsecamente apartándose de la verdad y por ende en  su herejía su excomunión y cisma estarían evidentes aunque  desde la silla de Pedro gritaran que nosotros somos los “separatistas” pues bien, con esta reflexión delicada, entiéndase que de ocurrir un estado de cambio de dogma Eucarístico, no nos separaríamos, sino que esperaremos en silencio y oración a que Dios le ponga límite al Sacrilegio y se restaure la Paz, pues lo asegura la escritura.

← Entradas anteriores