Etiquetas

, , ,

santUaSEMANA SANTA1

El 28 de marzo, Jueves Santo: En la Basílica Vaticana, a las 9.30, Santa Misa del Crisma. A las 17.30, en la Institución Penitenciaria de Casal del Marmo. Santa Misa de la Cena del Señor.

El 29 de marzo, Viernes Santo: A las 17.00, en la Basílica Vaticana, Celebración de la Pasión del Señor. A las 21.15, en el Coliseo, Via Crucis.

El 30 de marzo: Sábado Santo: A las 20.30, en la Basílica Vaticana, Vigilia Pascual en la Noche Santa.

El 31 de marzo: Domingo de Pascua: En la Plaza de San Pedro, a las 10.15, Santa Misa del día. A las 12.00, Bendición “Urbi et Orbi”.

Mas Información: http://www.aciprensa.com/

“¿Qué significa para nosotros vivir este tiempo? ¿Qué significa seguir a Jesús en su camino hacia el Calvario, hacia la Cruz y la Resurrección?”, se preguntó el Papa. “Significa vivir como Cristo, como un buen padre o una buena madre”. Dios no esperó sino que “Él vino a nosotros”. “El da siempre el primer paso, Él se mueve hacia nosotros”.

“Significa salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás, a la periferia de la existencia, a los más alejados, a los olvidados, a quienes necesitan comprensión, consuelo y ayuda. Vivir este tiempo significa también entrar cada vez más en la lógica de Dios, de la Cruz y del Evangelio.

Cristo sufrió incluso “la traición de un amigo”, pero sigue “en medio de nosotros”. “Jesús no tiene casa, porque su casa es la gente, somos nosotros”.

En Semana Santa, “vivimos la cumbre de este diseño de amor que recorre la historia de la humanidad. Cada uno de nosotros, puede decir Jesús se entregó en la cruz por mí, por mí”, enfatizó el Pontífice.

El Papa exhortó a vivir la Semana Santa “siguiendo a Jesús”, “aprendiendo a salir de nosotros mismos, para ir hacia las periferias de la existencia”. Hacia los hermanos, especialmente “hacia los más olvidados, los que más necesidad tienen de ayuda y consolación”.

Vivir la Semana Santa es “entrar en la dinámica de la cruz y del amor”, en la lógica del Evangelio.

El Pontífice exhortó a no vivir la fe de una “forma rutinaria y cansada” y recordó que “la misericordia de Dios salva y da la esperanza”.

S.S. FRANCISCO

stemma-papa-francesco