Etiquetas

, , ,

“¿Es este el futuro de nuestros hijos?”,Cristianos-perseguidos-en-Siria

CARTA DEL PAPA AL SECRETARIO DE LAS NACIONES UNIDAS ONU:

 

A Su Excelencia
Sr. Ban Ki-moon
Secretario General
Organización de las Naciones Unidas

 

Con un peso en el corazón y angustiado he seguido los dramáticos eventos de estos últimos días en el norte de Irak, donde los cristianos y las otras minorías religiosas han sido obligadas a huir de sus casas y a presenciar la destrucción de sus lugares de culto y del patrimonio religioso. Conmovido por su situación, he pedido a Su Eminencia el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que ha sido Representante de mis predecesores, el Papa San Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI, ante el pueblo de Irak, que manifieste mi cercanía espiritual y que exprese mi preocupación, y la de toda la Iglesia católica, por el intolerable sufrimiento de aquellos que solo desean vivir en paz, armonía y libertad en la tierra de sus antepasados.

Con el mismo espíritu, le escribo, Señor Secretario General, y coloco ante usted las lágrimas, los sufrimientos y los gritos desesperados de los Cristianos y de las otras minorías religiosas de la amada tierra de Irak. Mientras renuevo mi llamado urgente a la comunidad internacional a intervenir para poner fin a la tragedia humanitaria en curso, animo a todos los organismos competentes de las Naciones Unidas, en particular a los responsables de la seguridad, la paz, el derecho humanitario y la asistencia a los refugiados a continuar sus esfuerzos conformes al Preámbulo y a los Artículos pertinentes a la Carta de las Naciones Unidas

Los ataques violentos que están extendiéndose por todo el norte de Irak no pueden sino despertar las conciencias de todos los hombres y mujeres de buena voluntad para cumplir acciones concretas de solidaridad, para proteger a cuentos son golpeados y amenazados por la violencia y para asegurar la asistencia necesaria y urgente a los numerosos refugiados así como también el regreso a sus ciudades y a sus hogares. Las trágicas experiencias del siglo XXI y la más elemental comprensión de la dignidad humana, obliga a la comunidad internacional, en particular, a través de las normas y de los mecanismos del derecho internacional, a hacer todo lo posible para detener y prevenir otras violencias sistemáticas contra las minorías étnicas y religiosas.

Confiado en que mi llamado, que uno al de los Patriarcas Orientales y al de los demás líderes religiosos, encontrará una respuesta positiva, aprovecho la oportunidad para renovar a Vuestra Excelencia la confirmación de mi más alta consideración.

Desde el Vaticano, 9 de agosto de 2014

FRANCISCUS PP.

con imágenes de la persecución que sufre la Iglesia de Antioquía en Siria.

Las imágenes difundidas ponen en evidencia la crueldad y brutalidad con la que extremistas musulmanes, entre los que figuran los Hermanos Musulmanes, el Consejo Nacional Sirio y Jabhat al Nusra vinculada con Al Qaeda, perpetran sus asesinatos contra cristianos por odio a la fe. alexadria3EDE5DDC5

Este grupo de rebeldes, según ha denunciado repetidamente el gobierno de Siria, es financiado y apoyado por Estados Unidos.

Así lo ha afirmado la ex secretaria de Estado Hilary Clinton y el Mismo Presidente Obama cuando afirman su postura de seguir apoyando a los rebeldes con armas para hacer frente al Ejercito Sirio.

Hemos Invitado a nuestros líderes occidentales a rectificar y no apoyar a estos extremistas que utilizan como instrumentos para imponer nuevos lideres afines con las políticas occidentales, pero que han borrado prácticamente el cristianismo en esta zona del planeta.

A esto se suma una total indiferencia de los grandes medios de comunicación y de los mismos gobiernos que no son firmes en su postura contra estas atrocidades.

Lamentamos profundamente este silencio y omisión.

Esta persecución de Católicos, Ortodoxos y Cristianos en General debe de parar, son miles de niños, miles de familias asesinadas por causa de Cristo por dar testimonio de ser cristianos por un odio contra la fe incomprensible alimentado por el odio a Cristo en nombre de una religión mal interpretada y equivocada, lejos de la verdad, pues donde está el mandamiento máximo de amar al prójimo como a ti mismo?, la ley universal por la que el ser humano será juzgado la del amor y la caridad, ¿Dónde se manifiesta esto en las acciones de este grupo de “rebeldes” que según ellos busca la libertad? ¿Libertad?siria3

¿Quién está detrás? quien auspicia esta condena contra los cristianos en Siria y muchos otros países como Egipto.

¿Quien les da tantas armas? (Notas de Virgen Fatima)

El video de cerca de 9 minutos recuerda los asesinatos colectivos de cristianos a manos de los extremistas musulmanes, las mutilaciones, colección cabezas trofeo, estupros seguidos de muerte, decapitación, e incluso ahorcamiento de niños menores de 10 años.

Los mismos extremistas son los que filman las torturas y degollamientos que realizan a sus víctimas.

Según revela el testimonio gráfico, los violentos musulmanes llegan a profanar los cadáveres de sus víctimas.

El video muestra además la estela de destrucción en templos cristianos que dejan los rebeldes sirios a su paso.

Los extremistas musulmanes han profanado sagrarios, demolido catedrales, incendiado templos y barrios residenciales enteros, entre ellos zonas históricas de la cristiandad.

Los iconos y objetos de culto de incalculable valor también han sido destruidos por los rebeldes.

En el Patriarcado de Antioquía, en el mismo suelo donde comenzó el ministerio de San Pedro e hizo su apostolado San Pablo, los extremistas musulmanes han raptado y asesinado sacerdotes y religiosos, tanto católicos como ortodoxos.

Hace 11 meses, fueron raptados dos obispos ortodoxos, uno de ellos hermano de Su Beatitud el Patriarca Juan X.

El Patriarca Juan X ha extendido su perdón a los secuestradores, y ha pedido repetidamente por la paz y la reconciliación en la región.

El Papa Francisco repetidamente ha llamado a los líderes mundiales para que “no escatimen ningún esfuerzo” para lograr la paz en Siria, donde hasta la fecha la violencia ha superado los cien mil muertos.

Para ver el video, puede ingresar al siguiente enlace. ACI Prensa recomienda discreción, pues las imagenes recopiladas pueden herir la susceptibilidad. https://www.facebook.com/photo.php?v=631522406897567&set=p.631522406897567&type=2&theater

Siria es una de las naciones de Oriente Medio donde más sufren los cristianos, pese a que el país era un ejemplo de convivencia religiosa. Una muestra de este sufrimiento fue la tragedia del antiguo centro cristiano de Maalula el pasado septiembre.

  •  Los ataques islamistas obligan a muchos cristianos a huir dejando atrás sus tierras.En septiembre pasado militantes del Frente Al Nusra, vinculado a Al Qaeda,
    target=”_self”>asaltaron la localidad de Maalula
    , uno de los centros cristianos más antiguos, donde todavía se habla el arameo, la lengua de Jesucristo. Se trata del primer ataque de los rebeldes a un pueblo de esta creencia en los dos años y medio de conflicto.Suleyman Milaneh tiene 88 años. Confiesa que nunca en su vida había visto nada semejante.”Vivíamos en paz y parece que ahora quieren echar a los cristianos del país. Rogamos a Dios para que nos ayude a derrotarlos y que sean ellos los que acaben fuera”, dijo.Aunque el Ejército sirio afirma haber expulsado a los insurgentes del lugar, pocos se arriesgan a regresar a sus hogares.Antoinette Taaleb, residente de Maalula, perdió a tres miembros de su familia durante los primeros días del ataque.”Nos levantamos por la mañana al oír sus gritos de ‘Alá akbar’. Cerramos las puertas y nos reunimos todos en una habitación. Irrumpieron en el jardín, nos dijeron que nos rindiéramos y no nos harían daño. Antoine, Mihael y Shadi se rindieron. Oí a mi primo decir que nunca había tenido armas, entendí que en ese momento le estaban apuntando. Entonces ellos comenzaron a disparar y a lanzar granadas de mano dentro de la casa. Me hirieron en el pecho y en el codo.”

    Cientos de personas acudieron a los funerales de los fallecidos, a los que ahora llaman mártires.  VIDEO DE LA CADENA RT DE RUSIA: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/112012-tragedia-cristianos-sirios-maalula-siria

  • Los cristianos sirios creen que el ataque a Maalula fue más que una ofensiva, fue una agresión contra todo el país y su forma de vida.”¿Cuál puede ser su objetivo si no es expulsar a los cristianos del país? Maalula es un pueblo en el que conviven el islam y el cristianismo, pero está rodeado por cuatro o cinco pueblos musulmanes y para ellos puede ser un último obstáculo.”Otra familiar de Antoinette, que esconde su rostro, asegura que es difícil decir cuántas personas murieron en Maalula porque los islamistas a menudo no entregan los cadáveres para pedir un rescate e infundir miedo.

    “Dicen que luchan contra Al Assad, pero ¿acaso Al Assad vive en Maalula? Su objetivo no es Al Assad. Su idea es establecer un emirato islámico en todo Oriente Medio. Y desde el extranjero los están ayudando con armas, dinero y todo lo que necesiten. Ayudan a destruir el país y a aniquilar a su población. No tiene que ver con el régimen. Hemos vivido durante 40 años sin sufrimientos, el cambio de poder es ahora solo una excusa para lograr otros fines”, dijo.

    Las políticas de doble rasero de Occidente y sus socios ponen al borde de la desaparición a la minoría cristiana en Siria aprovechando los ataques de los rebeldes.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/112012-tragedia-cristianos-sirios-maalula-siria

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO.

PAPA FRANCISCO

MISAS MATUTINAS EN LA CAPILLA
DE LA DOMUS SANCTAE MARTAHE

El martirio no pertenece sólo al pasado

Martes 4 de marzo de 2014

 

Fuente: L’Osservatore Romano, ed. sem. en lengua española, n. 11, viernes 14 de marzo de 2014

La persecución de los cristianos no es un hecho que pertenece al pasado, a los albores del cristianismo. Es una triste realidad de nuestros días. Más aún, «hay más mártires hoy que en los primeros tiempos de la Iglesia». El Papa Francisco está convencido de ello, y lo reafirmó el martes 4 de marzo durante la misa celebrada en Santa Marta, pidiendo que se reflexione sobre el testimonio de estos hermanos y estas hermanas en la fe. Pero el Papa recordó que Jesús nos había advertido: seguirlo significa gozar de su generosidad, pero también «sufrir persecuciones en su nombre», como escribió Marcos en el pasaje del Evangelio propuesto por la liturgia (10, 28-31).

«Jesús había terminado de hablar del peligro de las riquezas —comenzó el Pontífice—, de cuán difícil es que un rico entre en el reino de los cielos. Y Pedro le preguntó: “Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. ¿Cuál será nuestra recompensa?”. Jesús es generoso, comenzó a decirle a Pedro: “En verdad os digo que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más —casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras…”».

Quizá —prosiguió el Pontífice— Pedro pensaba: «Ésta es una buena actividad comercial, seguir a Jesús nos hará ganar tanto, cien veces más». Pero Jesús «añadió tres palabritas: “junto con persecuciones”. Y después llegará la vida eterna». En realidad, quiere decirles: «Sí, vosotros habéis dejado todo y recibiréis aquí en la tierra muchas cosas, pero con la persecución». Es «como una ensalada —comentó el Santo Padre— con el aceite de la persecución. Ésta es la ganancia del cristiano, y éste es el camino de quien quiera seguir a Jesús. Porque es el camino que recorrió Él: Él fue perseguido».

Es el camino del abajamiento —recordó el obispo de Roma—, el mismo que san Pablo indicó a los filipenses cuando afirmó que Jesús, haciéndose hombre, se despojó a sí mismo hasta la muerte de cruz. «Precisamente esta es la tonalidad de la vida cristiana», que es también alegría. En efecto, «seguir a Jesús es una alegría. En las bienaventuranzas, Jesús dijo: bienaventurados vosotros cuando os insulten, cuando os persigan a causa de mi nombre».

Por lo tanto, la persecución —precisó el Pontífice— es una de las bienaventuranzas. Hasta tal punto que «los discípulos, inmediatamente después de la venida del Espíritu Santo, comenzaron a predicar y comenzaron las persecuciones. Pedro fue a la cárcel, Esteban dio testimonio con la muerte, tal como Jesús, con testigos falsos. Y después hubo muchos otros testigos, hasta el día de hoy. La cruz está siempre en el camino cristiano».

Ciertamente —continuó el Papa Francisco—, podemos contar con muchos religiosos, muchas religiosas, «muchas madres, muchos padres, muchos hermanos en la Iglesia, en la comunidad cristiana. Y eso —observó— es hermoso. Pero también tendremos persecución, porque el mundo no acepta la divinidad de Cristo, no acepta el anuncio del Evangelio, no acepta las bienaventuranzas». Precisamente de aquí nace la persecución, que también pasa a través de las palabras, las calumnias. Así sucedía con los cristianos de los primeros siglos, que sufrían la difamación y padecían la prisión.

«Pero nosotros —observó el Santo Padre— olvidamos fácilmente. Pensemos en los numerosos cristianos que hace sesenta años estaban encerrados en los campos, en las cárceles de los nazis, de los comunistas: muchos, sólo porque eran cristianos». Y esto es lo que sucede «también hoy», se lamentó, a pesar de que estamos convencidos de haber alcanzado un grado de civilización diferente y una cultura más madura.

«Os digo —afirmó el Papa— que hoy hay más mártires que en los primeros tiempos de la Iglesia. Numerosos hermanos y hermanas nuestros dan testimonio de Jesús y son perseguidos, son condenados porque poseen una Biblia. No pueden llevar el signo de la cruz». Este es «el camino de Jesús, pero es un camino gozoso, porque jamás el Señor nos pone a prueba más de lo que podemos soportar».

Ciertamente, «la vida cristiana no es una ventaja comercial» —puntualizó el Pontífice—, sino sencillamente es «seguir a Jesús. Cuando seguimos a Jesús, sucede esto. Pensemos si tenemos dentro de nosotros la voluntad de ser valientes en el testimonio de Jesús». Y añadió: «Pensemos también, nos hará bien, en los numerosos hermanos y hermanas que hoy no pueden rezar juntos porque son perseguidos, no pueden tener un libro del Evangelio o una Biblia porque son perseguidos. Pensemos en estos hermanos y hermanas que no pueden ir a misa porque está prohibido. ¡Cuántas veces llega un sacerdote a escondidas entre ellos y simulan estar sentados a la mesa tomando un té, y celebran la misa a escondidas! Esto sucede hoy». De ahí la invitación conclusiva: «Pensemos: ¿estoy dispuesto a llevar la cruz como Jesús, a soportar persecuciones para dar testimonio de Jesús, como hacen estos hermanos y hermanas que hoy son humillados y perseguidos? Este pensamiento nos hará bien a todos».

 


© Copyright – Libreria Editrice Vaticana

persecución a cristo